Ediciones Isthar Luna-Sol, Libros, Cursos y Eventos con Estrella :: ir al inicio

La aventura de aprender a Vivir

La aventura de aprender a vivir, Rocio Martín Díez

El bien y el mal, la vida y las segundas oportunidades

Ahora supe con certeza, porque encajaron las piezas en mi cabeza, algo que había sabido desde siempre, no hablo en términos absolutos porque yo no soy poseedora de ninguna Verdad, sino que hablo siempre de lo que a mí me ha servido para sentirme bien: Para mí, existe la reencarnación (o como cada uno lo llame). Ahora ya puedo comprender, sin desesperarme tanto, por qué hay tantas desigualdades en el planeta. Ahora entiendo que tiene que haber personas "malas", y otras "buenas". Y ahora entiendo que esas personas son así porque aún no han comprendido. Existe el "bien" porque también existe el "mal", porque debemos recorrer el camino y todas las experiencias... No en una vida sino en muchas. Así aprendemos en nuestra carne y comprendemos en nuestra alma. Por eso tantas cosas...

Tanto Gonzalo Rodríguez como Gerardo Schmedling (ya os hablé de ellos anteriormente) me han invitado a hablar con mis ángeles de la guarda, como cuando era pequeña, y ahora a mis hijos les puedo decir que esos ángeles están a su lado, porque así lo siento.

Ahora me río porque sé que no existen las casualidades. Ahora sé que todos somos maestros, unos de otros.

Para mí, escuchar a Gonzalo ha sido vital para entender el origen y el fin de nuestra existencia aquí. He dejado de ver injusticia en cada situación difícil de la vida. Ahora veo siempre oportunidades de aprendizaje, para evolucionar, para ser más sabios.

Y aunque no rematemos la jugada en esta vida, ¿qué importa?, podemos volver a este colegio, a esta escuela de almas, tantas veces como necesitemos. Es una aventura sin límites, ancha y larga.

La vida sigue en nuestra alma aunque nuestro cuerpo físico muera, ya cansado, y algún día acordaremos volver... sin recordar, para seguir aprendiendo, y comprendiendo en nuestra propia carne, que cada vez pesa menos.

Gerardo y Gonzalo me dieron las claves para tener una vida más sencilla de lo que me habían contado. Aunque solo sea por eso, merece la pena.

No consiste en luchar ni en pelear, sino en fluir con la Vida, lo que nos permite, antes o después, alcanzar la paz dentro de nuestra mente y corazón, ser felices, no forzar ni combatir en el día a día, no justificarnos a cada momento.

Cada enseñanza se puede trascender mejor si tenemos la información necesaria para hacerlo.

Educar hacia la apertura de conciencia

Solo con tener la teoría en tus manos, sin darte cuenta, tu cerebro lo integra e, inconscientemente, lo aplicas y notas los primeros cambios, no solo en ti sino en todo lo que te rodea. Te sientes cómplice de algo, comienzan a pasarte cosas raras y las reconoces.

Qué fácil será cuando todos tengamos esta información desde pequeños. Esa, siento yo que es mi verdadera responsabilidad como madre... enseñar a mis hijos a honrar este viaje sagrado que es la Vida.

De momento, trato de practicar a diario dos cosas, dos tesoros que comparto con vosotras:

  • Respirad de manera consciente para (re)conectaros, con vosotras y con Dios.
  • Meditad. En la meditación, he encontrado soluciones en mí que antes buscaba afuera.

La información que recibí, me sirvió de mucho pero mucho más me sirvió, y me sirve a diario, sentarme unos minutos a meditar. Estar en silencio, escuchar mis pensamientos a la deriva, locos, incesantes, absurdos...

Lo que al principio nos parece una pérdida de tiempo, es la mejor inversión que podemos hacer de este.

La clave: flexibilidad de mente

Leí una vez que, cuando somos mayores, no queremos magia, queremos que todo sea seguro, previsible e incluso aburrido. Queremos atrapar la mente, cuando esta es infinita. Pero si percibimos otra dimensión y la deseamos, aunque sea fugazmente, experimentamos alguna vez esa mente anterior a la mente sabelotodo y definida actual, esa mente intuitiva, ágil, presente aquí y ahora, flexible, esa mente que se nos da naturalmente, ya no querremos otra cosa.

Porque esa mente es nuestra forma espontánea de pensar. La pena, aunque necesario si así ocurre, es que se entierre pronto por la educación que nos dan. No hay que echar la culpa a nadie, sino corregir.

Todo es perfecto y necesario para llegar a tu tope de sufrimiento y abrirte a la información... que te ayudará en la nueva aventura que comienza...

El regalo que cambió nuestras vidas

Firma Rocio Martín Díaz

¿Quieres seguir avanzando en tu Bienestar y el de tu Familia?

Conocimiento, eventos y contenidos que te Ayudarán a seguir Avanzando con Rocio Martín y Ediciones Isthar Luna-Sol.
captcha 
Somos Especialistas, nada de spam y Siempre podrás darte de baja.

ImprimirCorreo electrónico